Los condensadores para amortiguación están especialmente diseñados para la protección de semiconductores. Estos son cargados y descargados repetidamente por impulsos absorbiendo elevados picos de corriente.