A finales de este año 2020, LIFASA habrá suministrado 170 filtros activos y 123 baterías de condensadores para el nuevo aeropuerto KAIA en Arabia Saudita. Mejorando el sistema con una capacidad de reducción de armónicos en un rango de 24.000A y compensando más de 27Mvar de energía reactiva. El proyecto aún no ha terminado y para el año que viene se prevé ampliar la capacidad en un 45% con equipos de LIFASA. Se espera alcanzar una cifra de 4,2 millones de € en total. Gracias a todos los socios y proveedores por este éxito.

Situado al norte de la ciudad de Jeddah en Arabia Saudita, se considera el aeropuerto más importante en número de pasajeros de Arabia Saudita y es la tercera instalación aérea más grande del país, ya que es la puerta de entrada de los peregrinos musulmanes en su camino a la Meca.

El nuevo aeropuerto (KAIA), desarrollado en tres fases, comenzó en 2006 y se inauguró oficialmente a mediados de 2019. El proyecto tiene como objetivo aumentar la capacidad anual de 13 millones a 80 millones de pasajeros al año.

Junto a la torre de control del tráfico aéreo (ATC) de 136 metros de altura (la más grande del mundo) y con una superficie de 810.000 metros cuadrados, la nueva terminal está considerada como una de las mayores terminales de aeropuerto más amplias en el mundo.